Los datos masivos, la velocidad de su transferencia y su análisis para convertirlos en información útil se han convertido en temas centrales para la continuidad de las empresas. Para profundizar sobre la importancia de la transición adecuada en la transformación digital y uso de la Big Data, se reunió Grupo Gtd a finales del mes de junio en el seminario “El valor de los datos en la Transformación Digital”, el cual tuvo el objetivo de mostrar cómo la economía de los datos transforma el futuro de los negocios.

El seminario congregó aproximadamente a 600 líderes de opinión del sector tecnológico y 10 expertos que realizaron ponencias y charlas que permitieron ahondar en el Big data en la oferta de nuevas oportunidades de negocio, al desarrollo de nuevos productos y servicios, la protección de datos y ciberseguridad, la inteligencia artificial, entre otras.

La economía de los datos ha ocasionado una nueva forma de entender los esquemas de negocios transformándose en un tema de interés para las compañías por ser un activo comercial importante y una fuente de ingresos, siempre considerando que los datos no son tecnología, sino un factor que guía la dirección de las empresas para establecer una relación más cercana con sus clientes para dar una respuesta expedita y confiable de sus necesidades.

En el seminario, Genis Roca, fundador de Rocasalvatella, aseguró que las empresas se enfrentan a la tercera etapa de internet y deberán cambiar su forma de analizar los datos masivos, segmentar su oferta de productos y servicios y realizar procesos estables. En este esquema, no siempre la empresa más grande se comerá a las empresas más chicas, sino que se comerán a aquellas empresas que no modifiquen de manera integral su relación con su cliente.

Esta nueva industria de los datos, impulsará el crecimiento económico y el empleo en aquellas sociedades que sean capaces de incorporar estas nuevas tecnologías para traducir los datos en función del negocio, constituyendo una de las principales ventajas competitivas. La transformación digital es un proceso complejo que requiere un gran esfuerzo e implicación de toda la compañía realiza una analítica de datos para responder de forma rápida y certera a las necesidades de los clientes.

Empresas como Spotify, Netflix o el padre de Candy Crush: King  han demostrado lo útil que puede llegar a ser para determinar qué es tendencia, cómo se comportan los usuarios para desarrollar nuevos productos o servicios, así como también mejorar los que ya existen, e incluso crear una comunidad, conectando a aquellos con gustos similares en sus redes sociales.

Bajo este esquema, resulta imprescindible utilizar los datos para diferenciarse en un mercado global que es cada vez más exigente. Su uso efectivo beneficia ya a diversos sectores, demostrando infinitas posibilidades. La economía de los datos busca generar un valor añadido al cliente, contando con su aprobación expresa, pues debe quedar claro que el cliente es el único propietario de sus datos y solo éste debe tener el control sobre sus usos.

Para ello, los procesos de transformación digital deben estar orientados al cliente para conocer sus necesidades de forma personalizada, así poder segmentarlos y dar respuestas a las especificaciones de cada uno de ellos.