La Ciudad de México es conocida por los altos niveles de contaminación ambiental que la envuelven, al punto de que quienes pasean por sus calles se quejan de irritaciones en la piel y ojos. En este ambiente, y con edificios que se ocultan tras oscuras nubes que apenas dejan ver el sol, Vía Verde, el proyecto que busca transformar el gris del concreto con el verde de sus jardines verticales que oxigenan la Ciudad de México, recibieron reconocimiento del Foro Económico Mundial.

El galardón fue otorgado en un evento realizado del 1 al 3 de julio en la ciudad Dalian, China, en el cual se reconocen a 56 compañías que transforman la industria con estrategias sustentables y mejoran el futuro con tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial, ciudades inteligentes, robótica, biotecnología, agricultura, etc. Vía Verde comparte créditos con empresas de gran renombre como Google, Twitter, Spotify y Airbnb, tras una evaluación de un comité de académicos, emprendedores y funcionarios gubernamentales de más de 90 países.

La iniciativa mexicana de transformación urbana floreció hace 15 años, cuando su creador, el arquitecto Fernando Ortiz Monasterio, tuvo la idea de crear jardines sobre las columnas del segundo piso del Periférico de la Ciudad de México. Pero debido a los altos costos del proyecto, no fue hasta el año 2017 cuando se recogieron firmas a través de la plataforma Change.org para que tanto autoridades como ciudadanos se enteraran y apoyaran la propuesta. El gobierno de la Ciudad de México lo contactó tiempo después para conocer más detalles y darle luz verde a su creación.

Si bien cuenta con el respaldo de los entes gubernamentales, los 300 millones de pesos que cuesta realizar el proyecto de Vía Verde no provienen del Estado ni del bolsillo de los contribuyentes, sino de un conjunto de colaboradores e iniciativas privadas que han apostado por ver a la ciudad más verde. Asimismo, también están involucrados diversos factores productivos de la economía mexicana: arquitectos, ingenieros, maestros de obra, herreros, jardineros y mujeres del Centro de Readaptación Social.

Está previsto que la instalación del proyecto cubra unos 60 mil metros cuadrados en jardines verticales en las más de mil columnas del segundo piso del Periférico, en 27 kilómetros de distancia. Y así no solo mejorar la imagen urbana, también generar oxígeno mejorando la calidad del aire y la calidad de vida de los ciudadanos que habitan Ciudad de México.

Fernando Ortiz Monasterio, CEO de Vía Verde expresó estar orgulloso y agradecido por el reconocimiento: “Somos una empresa mexicana con talento mexicano que cree en la integración de las ciudades a las áreas verdes para mejorar sustancialmente la calidad de vida. Trabajando juntos, ciudadanía, gobierno e iniciativa privada, estamos generando impacto real a nuestras ciudades y a sus habitantes”.

RedCapacitación TV

RedCapacitación TV

Ver todas las Noticias